Transporte forestal

En el transporte forestal alrededor del 70 − 80 % del movimiento de la madera es realizado en camiones, en donde, las distancias y características del camino tienden a determinar el régimen tarifario, lo cual va estrechamente relacionado con la cantidad de madera que se transporte. Las variaciones que se generen por distintos conceptos (patrón de medición, asentamiento, etc.) entre origen y recepción inciden directamente en el valor del flete total.

El transporte de la madera se ha venido realizando tradicionalmente utilizando las corrientes fluviales, los ferrocarriles y camiones, siendo este último el más viable. Las dimensiones y características de los camiones vienen dadas por las condiciones de la vía de saca, un camino de 2,5 o 3 m de ancho suele ser suficientes para la circulación de camiones de 2 o 3 ejes; bastando en general tierra compactada donde la humedad es el principal factor limitante (Nieto, 1990). Las actividades de madereo y transporte representan, en general, una proporción importante del costo de la madera rolliza puesta en la planta. Se estima que entre el 40 y 50 % de los costos por unidad de volumen puesta en la planta corresponden a actividades de transporte. En esta realidad se justifica la búsqueda de procedimientos y herramientas de análisis que permiten innovar la gestión tecnológica del transporte forestal y mantener las ventajas económicas que nuestros productos forestales presentan en mercados internacionales. El transporte de los productos forestales es un problema de relevancia creciente para las empresas forestales. En pocos años será necesario transportar volúmenes que, por lo menos, triplicarán los niveles actuales, en donde la eficiencia de los sistemas de transportes será un factor crítico en la viabilidad de los proyectos industriales que hoy se gesten (Paredes, 1988). En un transporte de puerta a puerta se permite una gran variabilidad de posibilidades en cuanto a distancias, pesos, lugares, con o sin carguío, etc., lo cual se formaliza de acuerdo a las necesidades de las partes. La tarifa es un elemento muy contractual, ya que es influido por los volúmenes de carga, las empresas tienen cálculos propios basados en funciones matemáticas con lo cual fijan los límites de las tarifas (Cabrera, 1980). Diariamente en la faena de cosecha forestal se deben transportar distintos productos en trozos desde los orígenes en predios a diferentes destinos: aserraderos, plantas de celulosa, canchas y puertos. Este transporte se efectúa por medio de camiones de distintos tipos y clases los que son subcontratados y se tiene establecido un convenio tarifario con ellos.

La determinación de la tarifa de flete considera básicamente 4 fuentes de información que corresponden a: la empresa gestionadora de operaciones de transporte, al vehículo utilizado, a la ruta o camino y a las características operacionales del transporte (Andalaft, 1989).

No se admiten más comentarios